Cómo ahorrar combustible en las vacaciones de verano

Vacaciones verano
Vacaciones verano

Julio y agosto son los meses en los que más tráfico hay en las carreteras y autovías de nuestro país. Las conocidas como “operaciones salida” en las que cada año miles de españoles se desplazan a su destino vacacional, dan lugar a atascos y caravanas que pueden hacer que, además de perder los nervios, gastamos más combustible de lo que teníamos pensado.

Ahorra en gasolina estas vacaciones poniendo en práctica estos sencillos trucos:

  • Un viaje bien planificado ahorra tiempo y combustible. Fijar muy bien el camino e incluso un Plan B por si nos encontráramos con alguna incidencia en la carretera, evitará que estés más tiempo en el volante de lo necesario, con el ahorro en gasolina que eso supone.
  • Revisa el estado de tu coche antes de emprender el viaje. Para que sólo utilice el combustible necesario, el motor debe estar en perfectas condiciones. Si algún componente de tu automóvil no está en buen estado, siempre incidirá en el gasto. Por ejemplo, unas ruedas con una presión menor a la adecuada, aumenta el consumo alrededor de un 3%.
  • Ten en cuenta el equipaje y la carga. Esto es difícil si nos vamos dos o tres semanas de vacaciones, pero tenemos que considerar el reparto del peso en el vehículo y si realmente estamos llevando lo necesario.
  • En atascos o largas esperas, apaga el motor. Hoy en día la mayoría de los coches de gama media tienen esta respuesta automática (sistema Start&Stop), pero no es necesario que nuestro automóvil cuente con ello. En paradas superiores a 3 minutos, es aconsejable darle un giro a la llave para no desperdiciar carburante.
  • Olvida los acelerones y cambia de marcha cuando toca. Teniendo en cuenta que en un motor Diesel es aconsejable subir de marcha a las 1.500 revoluciones y en un motor Gasolina, a 2.000, cambia de marcha cuando el vehículo lo requiera. No revolucionar el coche en exceso será una gran ayuda para tu bolsillo.
  • Aprovecha los descensos. En el momento en el que la inercia te lo permita, emplea las bajadas para levantar el pie del acelerador y ganar velocidad. Recuerda que siempre que no aceleres, el coche no consume. Además, cuando sepas que te vas a detener en un Stop o un semáforo, suelta el pedal y no apures hasta llegar a ese punto. Deja que el coche vaya perdiendo velocidad por sí solo y aumentarás el ahorro de combustible en un 2%.

Si tenemos en cuenta todos estos pequeños detalles, al final el consumo se reduce y nos daremos cuenta de que tardamos más en pasar por la gasolinera.

¿Te imaginas tener a alguien que te avisara de las estaciones para repostar más baratas de tu trayecto? ¿O que te informará de cuánto sube o baja el precio del carburante? O mejor aún, ¿qué te parecería contar con una persona que te organice el viaje entero sin que tengas que hacer nada? Puede parecer difícil, pero lo tienes más cerca de lo que crees.

Con miAsistente PLUS tienes la ayuda que necesitas, un asistente personal que se encarga de todo por ti. Para que tú solo te preocupes de disfrutar el viaje.

Descubre más

Cómo ahorrar combustible en las vacaciones de verano
Compartir:
Etiquetas:                                                         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =